Actualidad

Fondos Europeos en Andalucía 2020: COVID-19 e inicio del cierre de marco

FONDOS EUROPEOS EN ANDALUCÍA 2020 iq2proyect

A medida que van transcurriendo los días vamos tomando conciencia de que el COVID-19 va ser un protagonista que estará presente y dará lugar a consecuencias en las formas de gestión actuales, por lo que se hace necesario tomar conciencia de la etapa que empezamos.

Todo lo acontecido va a generar un punto de inflexión en el que, dados los plazos y las necesidades de ejecución y correcta justificación, se impone una reflexión sobre cómo acometer las tareas de gestión de los recursos públicos en general y los Fondos Europeos en particular

Entramos en la recta final del periodo de programación 2014-2020 con condicionantes y limitaciones sobrevenidas, entre las que podemos nombrar el trabajo no presencial o el freno que puede generar en la ejecución los protocolos de prevención. No debemos dejar atrás la importancia de la buena gestión de las actuaciones que se incluyen en las reprogramaciones ya planteadas para atender la nueva realidad económica y social provocada por la crisis en la que nos encontramos.

 

[promo_box image=»https://www.iq2proyect.com/wp-content/uploads/2020/05/Economía_acelera_la_reprogramación_de_3_200_millones_de_fondos_europeos_contra_el_Covid-19_-_Portavoz_del_Gobierno_Andaluz.jpg» title=»Noticias de la Junta» btn_text=»Vea la noticia completa» btn_link=»https://www.juntadeandalucia.es/presidencia/portavoz/economiayempleo/151557/ConsejodeGobierno/Economia/FondosEuropeos/Convid19″ target=»_blank» position=»left» border=»0″ animate=»»]Economía acelera la reprogramación de 3.200 millones de fondos europeos contra el Covid-19.[/promo_box]

 

En estos momentos se han de fortalecer los mecanismos que permitan alcanzar los objetivos previstos y atender a los compromisos adquiridos, tanto en plazo como en forma. Debemos incrementar los esfuerzos orientados en la eficiencia en la gestión de los recursos e implementar todos los mecanismos necesarios para asegurar que éstos se emplean con plenas garantías de regularidad conforme a la normativa de aplicación. Todo ello no sólo porque debamos aprovechar los recursos tan necesarios que nos brindan los Fondos Europeos, sino también porque un uso inadecuado de éstos incrementaría el consumo de recursos propios si dejamos de tener acceso a los reembolsos de Europa.

Las mejoras que introduzcamos en este momento servirán tanto para lo que queda de periodo de programación como para asentar los cimientos del periodo que iniciamos en el próximo ejercicio.

La ralentización que pueden motivar estas limitaciones repercute directa e indirectamente a la ciudadanía en general, así como a un tejido productivo que ya está afectado por la paralización de la actividad económica. En definitiva, incidiría directamente en la gestión de todas las Políticas Públicas necesarias en estos momentos tan complicados.

Es el momento de promover la mejora de los circuitos administrativos, simplificarlos en lo posible y tender a una mayor normalización. Establecer procedimientos explícitos para que todos los actores desarrollen sus funciones bajo sistemas controlados de gestión, documentados y públicos. Una Administración Pública con elevadas tasas de rotación de personal, donde el tiempo o los recursos para la especialización escasean, son amenazas a las que atender sin dilación.

Cada uno de los Programas Operativos tienen definidas sus correspondientes autoridades (Autoridad de Gestión, de Certificación, de Auditoría, Organismo Intermedio…) y cada uno de ellos asume sus funciones. Es el momento de ser proactivos y que todos los actores que participan en los programas y que gestionan Fondos Europeos (Órganos Responsables, Órganos Ejecutores y beneficiarios) trabajen de manera coordinada en todos los sentidos, reforzando así el principio de responsabilidad compartida.

Sirva esta reflexión para profundizar en la especialización y en la definición de procedimientos normalizados de carácter horizontal, como punto de partida en la mejora de la gestión de los Fondos Europeos, como elemento clave para la eficiencia de los recursos públicos y consecución de los objetivos y compromisos adquiridos con la Comisión Europea.